APRENDER Y ENSEÑAR CON TECNOLOGÍA Y CORAZÓN.

En un mundo donde la producción de conocimiento crece exponencialmente y el desarrollo de la tecnología avanza a pasos agigantados surge la necesidad de cuestionarnos si enseñamos o aprendemos de la mejor manera posible, aquella que nos permita desarrollarnos con éxito en un mundo en constante cambio.

La educación no debe mirar tan solo al futuro y sus avances tecnológicos, sino también nuestro presente y los descubrimientos científicos, los cambios sociales y los problemas económicos y ecológicos, e incluso también al pasado, puesto que poco hay en la pedagogía actual que no tenga su origen en pensamientos y filosofías previas.

Educar o enseñar en este presente y mirando al futuro que se nos avecina va a necesitar un cambio profundo. Por un lado la tecnología debe ser un elemento más al servicio de una buena pedagogía, y por otro,  la transmisión de contenidos ya no es el único objetivo, sino que también hay que  desarrollar habilidades como: el pensamiento crítico, el aprendizaje colaborativo, la iniciativa, la capacidad de análisis, la curiosidad y la creatividad, la flexibilidad cognitiva, las habilidades comunicativas y la gestión emocional

La intención de este sitio es la de recoger ideas , prácticas e investigaciones que aporten conocimiento sobre todos estos aspectos imprescindibles en la educación actual, y establecer un cauce de debate y reflexión sobre las mismas.